Hace cuánto no nos vemos

Es como un programa de televisión. Pero en mi casa tomando mate/birra y menos programado, no dirigido a nadie en especial, sin ningún objeto concreto sino la de mostrar a un tipo hilando ideas y a el lugar que lo llevan las ideas. Podrían decirme “en los videos decís cosas bastante privadas de tu vida…”. Okey. Las digo. Sí. Pero sobre musiquita de jazz así que no suenan tan horribles, ¿no? En todo caso, ¿qué podemos decir de nosotros que fuera a interferir con el curso de la Vía Láctea?

Yo creo que es un lindo ejercicio y es al mismo tiempo algo que el común de la gente no se atrevería a hacer.  A veces hago cosas porque las sé hacer, por ejemplo cebar mate.  Me gustaría tener mucha mucha guita y hacer un par de pelis asombrosas. Olvídense que sean pelis con un nudo y una trama y un final con violines.

Los videos fueron todos filmados y editados durante el 2012 por mí, en mi casa, a cinco metros de donde los filmé. Nótese, el costo de producción es nulo.  Al principio eran bastante largos, luego los reduje. Fue un acto de humildad darme cuenta que no soy cien porciento interesante. Me encantaría hacerle llegar algún video a Woody Allen. Si alguien tiene algún contacto, me chifla. Cuando hayan visto todos los videos, los invito a hacer algo estrambótico: enciéndalos todos al mismo tiempo.

Me cortó mi novia -ahora mi exnovia-

Mi destino en este mundo

Sobre el tiempo y los recuerdos -me siento Borges-  

Tengo una máscara puesta

Reflexión amorosa sobre el auto boicot

El amor a uno mismo, carajo!  

más amor!